El Camino

BAMBERGA

Rauchbier / Cerveza Ahumada

Rauchbier o cerveza ahumada es una cerveza histórica, fabricada con malta secada al fuego de leña de haya. Es una cerveza no amarga con ligeros aromas ahumados y un marcado sabor maltoso. Para la fabricación de esta cerveza se utilizan OCHO! tipos de malta, siendo la base la Malta Pilsner y la Malta Ahumada. El resto son diferentes maltas tostadas y caramelizadas que le dan a la cerveza un sabor con muchos matices, complejo e inolvidable. Para la fermentación se utiliza la levadura bávara de fermentación baja, la cual se alarga hasta 12 días a baja temperatura (10ºC-12ºC). Esta fermentación entra es indispensable para que el aroma de la cerveza sea muy limpio, sin apenas reminiscencias de levadura. El aroma de lúpulo en esta cerveza es muy contenido, para no entrar en conflicto con el aroma del humo. La lupulación se lleva a cabo con variedades alemanas del tipo Magnum, Perle y Tettnanger, fieles a la tradición.

 

No hace tanto, unos 200 años atrás, toda la cerveza del mundo era e sabor ahumado, turbia y oscura, debido a que la malta era secada encima de rejillas sobre un fuego de leña, carbón o incluso turba (puaj!) Evidentemente, el secado de la malta se producía de manera no uniforme y la capa inferior del grano siempre acababa quemada, oliendo toda la malta a humo. Sólo la invención del tambor de secado en los años 20 del siglo XIX, por Daniel Wheeler, mediante el cual el humo ya no entraba en contacto con el grano y éste se mezclaba durante el proceso de secado, se consiguió producir maltas claras y no ahumadas.

 

Esta invención se popularizó rápidamente y ya durante la última década del siglo XIX la mayoría de la malta del mundo se producía según esta nueva técnica. La malta pálida hizo posible la aparición de las cervezas claras; las lager, pilsner y helles. Más o menos en esta época Louis Pasteur descubrió la levadura (efectivamente los maestros cerveceros hasta este momento desconocían la existencia de la levadura), aisló cepas puras de levadura y puso los cimientos científicos del proceso de fermentación y mostró al mundo como producir cerveza rubia, transparente, tal y como la conocemos a día de hoy. Los nuevos tipos de cervezas ligeras fueron aumentando su popularidad entre los consumidores de Europa y América de tal manera que a principios del siglo XX la cerveza ahumada había casi desaparecido.

 

Por suerte solamente “casi” desapareció. En Baviera, en la región histórica de Franconia, en la ciudad de Bamberg, se ha conservado la tradición de fabricación de cerveza ahumada hasta la actualidad. Los bamberguenses siempre han valorado su cerveza ahumada y no han visto la necesidad de cambiarla por variedades modernas.

 

Por supuesto, nuestra BAMBERGA no es tan ahumada y oscura como hace 200 años. Hemos dejado simplemente una reminiscencia del sabor ahumado y además la cerveza es clara y transparente para no asustar al consumidor moderno. Aún así, esta cerveza histórica, la “abuela” de todas las cervezas,  nos da una aproximación de qué tipo de cerveza bebieron nuestros antepasados durante los 800 años que existe la artesanía de la cerveza.

 

Recomendamos tomarla con carne a la brasa, costillas, salchichas, quesos de tipo Roquefort, camembert madurado, frutos secos salados y palomitas de maiz.

Alcohol ABV 5.6%, IBU 18, Color EBC 23

Disponibilidad: barril

Cerveceria Popular de Cantabria S.L.

ESB39856844

info@cantabrew.es

Fabrica de Cervezas:

Avenida SantaCruz de Bezana 32-A, nave 3B, 39100, Santa Cruz de Bezana

Cantabria, Spain.

Domicilio social:

C/Cervantes, 5 bajo, 39001, Santander

Cantabria, Spain.